Vinculación de dos mundos. Nuevos caminos editoriales.

Entradas etiquetadas como “Antonio Orihuela

Voces del Extremo 2014

 

10446021_710076765717945_170573373400846874_n

 

 

Queda muy poco para la cita anual con Voces del Extremo de este año.

Del 23 al 26 de Julio en la Fundación Juan Ramón Jiménez, Moguer (Huelva).

Este año participan los autores ultramarinos:

Antonio Martínez i Ferrer, autor de la plaquette incluida dentro del poemario ‘Luz/Light’ (Juan Armando Rojas Joo),

y Daniel Macías, autor de ‘Como nieve en Sevilla’

quienes participarán el Miércoles 23 en la Peña del Cante Jondo en los recitales nocturnos, a partir de las 00,30h.

Y el jueves 24 a partir de las 19h, Bernardo Santos estará en la Fundación Zenobia y J.R.J.

Mucha poesía en esta nueva edición. Aquí os dejamos el cartel completo:

MIERCOLES 23 DE JULIO

18’00. Fundación Zenobía y J.R.J
Juan Calle
Luis Vea
Julio Obeso González 
Carmen Sánchez
M. Jesús Sánchez Obeso
Esmeralda Sánchez Martín

19’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
Inauguración de la Exposición La poesía en la contracultura. Comentada por David Castillo.

20’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Amelia Díaz Benlliure
Santiago Aguaded Landero
Eloisa Alba
Julio Fernández
Elena Román
Uberto Stabile

00’30. Peña del Cante Jondo
David Castillo
Antonio Martínez i Ferrer 
José Blanco
Eva Hiernaux
Juako Escaso
Daniel Macías Díaz


JUEVES 24 DE JULIO


19’00. Fundación Zenobia y J. R. J.
Eladio Méndez
Isabel Méndez
Joaquín Gómez
Alberto Gil-Albert
Bernardo Santos 
Eladio Orta

20’30. Fundación Zenobia y J.R.J.
25 años de Crecida. Lectura de los autores de la colección. Diego G. Mesa

21’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Pura López Cortés
Paco Gómez Nadal
Isabel Bono
Miguel Martínez López
Miriam Palma
Conrado Santamaría

00’ 30. Peña del Cante Jondo
María Carvajal
Miriam Palma
Montserrat Villar
M. Ángeles Pérez López
Carmen Herrera

1’30. Peña del Cante Jondo
César Tamargo Maltrago. La noche multiplicada.


VIERNES 25 DE JULIO


12’00. Poesía de Calle

13’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Mercedes Parada
David Trashumante
Idoia Arbillaga
Ruth Mº. Rodríguez López


18’30. Fundación Zenobia y J.R.J. 
La alquimia del fuego. Santiago Aguaded


19’30. Fundación Zenobia y J. R. J.
Francisco Carrascal
Daniel Modro
Antonio José Royuela García
Begoña Abad

20’30 Fundación Zenobia y J.R.J
Ferdy & Kólera. En tiempos sin nombres
–hard metal poetry-

21’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Juan Manuel Villalba
José Segovia Martín
José León Acosta
Matías Escalera Cordero
Francisco Fortuny de los Ríos
Felipe Zapico

00’30. Peña del Cante Jondo: 
Mohamed Abid
Carlos Avila
Isabel Marín
Marc García Arnau
María de la Vega
Peter Wessel

2’00. Peña del Cante Jondo
Oro molio. José Caraoscura + Mhijea


SÁBADO 26 DE JULIO

12’00. Poesía de Calle

13’00. Fundación Zenobia y J.R.J.
Luis Javier Pinar
Francisco Fernández Meneses
Antonio Sánchez-Fernández
Alberto Guillén

18’30. Fundación Zenobia y J.R.J. 
Encarnación Sánchez Arenas
Jesús Cárdenas Sánchez
Paula Ensenyat
Juan Gabriel Jiménez Cebrián
Lola Andrés
Milagros López

20’00 Fundación Zenobia y J.R.J
Cantar las Voces del Extremo. Niño de Elche

20’30 Fundación Zenobia y J.R.
Alicia Es. Martínez Juan
Isaac Alonso
Inma Luna
Ana Pérez Cañamares

23’00 FIESTA CRECIDA DE LA POESÍA

Casa de las Retamas de Eladio Orta en campo de Isla Canela (Ayamonte)


Proyección: La isla de los flamencos de José Manuel Sayago

Presentación de los libros: Las versiones de Eva de Carmen Camacho. Ed. Crecida; y Ridiculum Vitae de Eladio Orta/Amin Gaver. Ed. Amargord

JAM POÉTICA CON TODOS LOS PARTICIPANTES
DJ Producciones PANCARO. Antonio Cabrera, Paco Nieves

Anuncios

#EDITA2013. Antonio Orihuela y El Niño de Elche en su presentación de Punta Umbría.

antonio orihuela - editorial ultramarinaEl pasado fin de semana Antonio Orihuela ofreció un recital junto al Niño de Elche para dar clausura a las actividades de EDITA 2013, en el Teatro del Mar.

Compartimos con ustedes el video grabado por el enorme poeta Felipe Zapico.

Si te gusta la obra de Antonio Orihuela, te recomendamos leas el prólogo que escribió para el libro ‘Como nieve en Sevilla -o sobre la depresión’ de la Editorial Ultramarina (España). ¡Todos los libros son hechos uno por uno: son únicos!

 

Envíos a toda Europa: http://tiendaultramarina.com/category.php?id_category=33


Saludos del Equipo PLACA


#Poemas. Antonio Orihuela

Tres Poemas De Antonio Orihuela

 antonio_orihuela_editorial-ultramarina
Esta entrada ha sido publicada originalmente en: http://laestrellaasesinadepeterpan.blogspot.com.es/2013/02/tres-poemas-de-antonio-orihuela_20.html
Y tienes puesta tú mano sobre mí
Domingo, atardece en la terraza,
por más que extiendo los brazos
todo lo que alcanzo es amor.
Desafecto
Durante un tiempo fui el hombre de los dos besos,
pero la gente  no sabía dónde ponerlos
ni qué hacer con ellos, así que cambié de oficio.
En este mundo, me equivoqué de regalos.
Anticapitalista
Qué generosidad,
qué sabia anticipación
la del plantador de árboles.
  Image
Publicado por en 02:18
Si te gusta la obra de Antonio Orihuela, te recomendamos leas el prólogo que escribió para el libro ‘Como nieve en Sevilla -o sobre la depresión’ de la Editorial Ultramarina (España). ¡Todos los libros son hechos uno por uno: son únicos!Envíos a toda Europa: http://tiendaultramarina.com/category.php?id_category=33

Saludos del Equipo PLACA


Fragmento del prólogo escrito por Antonio Orihuela para el poemario de Emilio Arnao

antonio_orihuela_editorial-ultramarina

 

PLACA ya ha difundido la voz: leemos el nuevo prólogo que ha escrito Antonio Orihuela para el poemario de Emilio Arnao que publicaremos en breve, pero nosotros les daremos una probadita de él:

“QUANTA
Con El taladramiento, Emilio Arnao ha hecho en literatura lo mismo que un día Lucio Fontana hizo con la pintura sobre lienzo, hacerle agujeros. Atravesar la literatura para encontrar otra luz en ella. La propia de su taladramiento por lo abstracto en libertad contra lo abstracto, como afirmaba Fontana en su Manifiesto Blanco de 1946.

Emilio Arnao manifiesta con esta obra que el Arte, lejos de ser un producto acabado, como quiere el capitalismo, es una latencia, una fuerza que no cesa porque sigue conteniendo en ella energías imprevistas y aún por manifestar. La escritura sería pues, como la concibe Emilio Arnao, una necesidad vital, una sustancia luminosa y maleable, imágenes a las que idealmente se les atribuye realidad.”

En breve con Editorial Ultramarina Cartonera & Digital.


Antonio Orihuela: “Todo el mundo está en otro lugar”. Vía arteshoy.com

Antonio Orihuela entrega su poemario más extenso con esteTodo el mundo está en otro lugar. Esta obra recoge todos los registros, formas e inquietudes que ha explorado el autor, con la salvedad de la poesía experimental de sus primeros trabajos y su incisiva poesía visual. En ese sentido, Todo el mundo está en otro lugar puede entenderse como el libro más completo del escritor. Así, se alternan poemas muy extensos (los más largos que ha publicado nunca, de hecho) con otros brevísimos, y hallamos textos con su registro más habitual, de denuncia y desmontaje de la ideología capitalista, y también composiciones que abordan su veta lírica, su reflexión sobre trascendencia o un registro narrativo-documental que abarca igualmente lo autobiográfico.

La obra se centra en la idea, desarrollada por Debord, de que el espectáculo suplanta a la realidad (de ahí el título del libro): «La vida vacía / perdida en lo virtual». Desde ese punto de partida, Orihuela abarca sus problemáticas habituales: la crítica socioeconómica y la denuncia del sistema, de la miseria, de la opresión, del control de pensamiento, de la exclusión social y de la falta de conciencia de clase. A través de versos con referentes directos, manifiesta las contradicciones y las paradojas y desnuda la falsedad y la injusticia del capitalismo. Especialmente, Orihuela se centra en la sumisión, en la permisividad que los ciudadanos tienen con el sistema una vez que han asimilado su doctrina: «Recuerde, nuestras órdenes son sus deseos». Despliega una fuerte ironía, más pronunciada y más inclemente que en otras ocasiones. Además, esgrime un duro tono de acusación no exento de autocrítica, que busca revelar los mecanismos de sometimiento y activar la desilusión y la resignación.

Pone el acento en los mecanismos de control de pensamiento: «Nos educan con anuncios, / nuestros sueños están hechos de publicidad». Del mismo modo, presta mucha atención a la desmemoria, al olvido, como herramienta de control social; paso previo a la reescritura de la Historia.

Orihuela habla desde un posicionamiento explícitamente anarquista: «Que nadie te represente / ni tú te dejes representar (…) / sé beligerante contra toda forma de poder»; «¡viva la Anarquía!». Incorpora poemas incendiarios, que alientan la rebelión. Exhorta a la desobediencia, y ahí utiliza los imperativos. Postula una transformación radical: «Quien quiera poner arte en su vida / deberá cambiar de vida // intentar un modo propio de vida / será realizar la gran obra de arte con la propia vida».

Formalmente, en este volumen usa abundantemente los paralelismos, quizá en exceso, cayendo a veces en lo reiterativo lo que implica que pierdan fuerza los textos. Incluye algunos juegos experimentales, como el brillante poema “Manual de autoayuda”, donde los versos se corresponden con el hipotético índice de un irónico manual de sumisión y amoldamiento a la sociedad de consumo.

Por su parte, dispone muchas preguntas retóricas, que obligan a que el lector se implique y se cuestione. Y es que esa desestabilización de certezas constituye el pilar de la poesía crítica de Antonio Orihuela.

Es frecuente que Orihuela deje en sus versos hablar a otras personas que relatan sus vivencias con la injusticia y la represión, o bien el «yo» las expresa en tercera persona, o reproduce sus opiniones. En ese sentido, muchos textos aportan datos e informaciones sobre la desigualdad social. Sirven de material que pueda prender la indignación al constatar la injusticia y la desvergüenza sin escrúpulos del capitalismo. Por eso aparecen muchos nombres propios en estos poemas, bien de compañeros trabajadores o bien de los poderosos y sus cómplices.

También, incide en la perversión y manipulación del lenguaje por parte del Poder. Al respecto, en cuanto a la reflexión metapoética contenida en el volumen, Orihuela expresa su concepción de la poesía como agitación y como manifestación de intensidad. «La poesía es un incendio, / por eso no da para vivir / da para arder». Así, manifiesta que escribe «poesía en libertad hecha con la vida, / contra las reglas, para la vida». Apuesta por una poesía que rechaze «lenguaje de ataúd», accesible a todos, que esté «a la altura de los que jamás oyeron poesía / y no de los que escriben poesía». De este modo, finalmente, se presenta contrario a la endogamia poética existente en la actualidad.

Hay que reseñar que el libro contiene una sección con extensos poemas narrativos de corte autobiográfico, que adolecen de distensión poética.

Por otro parte, merece la pena detenerse en “Que el fuego recuerde nuestros nombres”; una de sus mejores obras y que muestra, a su vez, nuevamente, otras facetas de Orihuela. Este extenso poema, compuesto por más de quinientos versos, supone un acercamiento a lo real alejado de su ironía e inmediatez habituales. Fue publicado de manera autónoma, primero, como plaquette (Aullido, 2007), a continuación fue recogido en una antología mejicana de la obra de Antonio Orihuela y, finalmente, se ha integrado en este volumen  Todo el mundo está en otro lugar.

Sin embargo, se debe señalar que la ubicación en este volumen no le favorece, pues su situación (coherentemente al final del libro), detrás del grupo de poemas autobiográficos, puede provocar que el lector acceda a él con cierta saturación, y que interprete este texto como una pieza más de esa serie. Sin embargo, “Que el fuego…” posee mucha mayor relevancia, y podría arriesgarme a aconsejar leer esta pieza antes que aquellas.

En el poema, el autor ubica al «yo poético» en una posición más distante en su punto de observación, con lo que adquiere una serenidad escalofriante. De esta manera, ejecuta una retrospectiva de los hechos que construyeron sus días, su forma de pensar y de sentir desde la desolación de la derrota ante la inminencia del desastre: «estoy agotado / y el mundo se ha vuelto viejo y polvoriento / (…) / así que adiós / (…) / os regalo este saco de huesos y estos ojos azules». A partir de ahí, presenta un largo recorrido de despedida.

A pesar de ello, lo que a priori podría constituir un texto autobiográfico, individualista, gracias a la amplitud de la mirada del poeta supera la perspectiva personal, la cercana, y se convierte en un condensado repaso a la historia y cultura de la segunda mitad del pasado siglo. De esta forma, mediante la continua anáfora «adiós», al mismo tiempo que consolida la peculiar cadencia y ritmo y la especial intensidad del poema, Orihuela rememora todo lo que ha constituido la vida del siglo XX, aludiendo a referencias concretas, despidiéndose de ellas. Así, la reconstruye para anunciar su irremediable destrucción, su relatividad ante la inminencia de la muerte. Por tanto, consigue trascender su resignación inicial y se convierte la pieza en una despedida metafísica, en un «todo caerá» (explícito en los últimos quince versos) que se enlaza con el tema clásico de la muerte, la cual arrasa con todo sin concesiones, con igualdad e idéntica frialdad.

Por otra parte, resulta muy significativo que apele a hechos colectivos, a acontecimientos históricos o a personajes de relevancia, fuera de su esfera exclusivamente particular. La vida que recorre Orihuela es la de los habitantes de la sociedad, con los que haya más semejanzas que diferencias. De este modo, nuevamente se difuminan las barreras entre la vida privada (inconexa, aislante, egotista) y la colectiva (abierta, enriquecedora, generosa), redimensionado al tratarse, precisamente, de una despedida individual del mundo. De esta forma, además, consigue implicar al lector en el texto, puesto que este puede hacer suyas las referencias, y que se coloca, entonces, junto al «yo poético» en su recorrido. Así, el poeta también aquí recoge sus habituales interpelaciones, las alusiones directas al lector. Sin embargo, no hay en esta ocasión preguntas retóricas que descuadren al público o ironía que precise de su colaboración, sino que se le invita directamente a enriquecer el texto compartiéndolo, exponiendo las piezas que lo sustentan con el fin de que el lector añada otras o las conceda la forma definitiva. Por tanto, en absoluto consiste ese discurso en un mero juego referencial. No busca el guiño cómplice del reconocimiento del lector. La severidad y la contundencia de la despedida constituye el ancla que permite no interpretar el texto como un banal ejercicio lúdico, y la desoladora conclusión que vertebra el poema es incapaz de dar lugar a ello.

De “Que el fuego recuerde nuestros nombres” destaca especialmente su intensidad y su ritmo, que se mantienen de manera continua. Una de sus puntales consiste en el aporte continuo de información, que, por un lado, alude doblemente al lector, y, del mismo modo, por otro, le resitúa en la plataforma emocional desde donde va descendiendo la voz del poema. Además, hay que tener en cuenta los citados paralelismos que estructuran el verso libre de la composición.

Es muy significativo, por otro lado, que, a pesar del tono y sentido del texto, incluso del distanciamiento inicial, los versos contienen la habitual crítica social con buenas dosis de síntesis inherentes a Orihuela. La alternancia de sencillas alusiones culturales (que son valoraciones más que descripciones) con contundentes conclusiones inconformistas sobre otras referencias potencia en gran medida la fuerza sus condensados análisis críticos, y conjugan un mosaico ante todo no complaciente con lo establecido.

Así, resulta especialmente remarcable que el poema ofrece múltiples lecturas: una filosófica, base de todo él; una cultural, como recorrido por toda una experiencia vital (que es personal-colectiva, como he indicado); una puramente lírica, de la impresión individual del autor sobre el mundo; otra crítica sobre la sociedad global (pues enjuicia de manera disidente el conglomerado que forma el statu quo). Así, avanza en la poética de Antonio Orihuela, y revela nuevas capacidades técnicas y expresivas del poeta, aunque coherentes en todo momento con sus propuestas.

De este modo, Todo el mundo está en otro lugar ofrece una visión bastante completa de la poesía de Antonio Orihuela. Contiene una pieza especialmente brillante y otras muy remarcables, pero también un conjunto de poemas prescindibles. Por todo ello, se constituye como un conjunto irregular, aunque sus aciertos lo convierten en un libro muy recomendable.


(#Moguer) Voces del Extremo: #PoesíayAmor.

Hoy comienza el encuentro, hacer las maletas e ir!

Participará entre más de sesenta poetas: Daniel Macías y Bernardo Santos Ramos, ambos autores de Ultramarina, además de Antonio Orihuela, faro poético que seguimos en toda la península.

Tendremos una sorpresa impresionante para quienes se acerquen este fin de semana, pongan especial atención al día sábado. Será memorable!

HUELVA | CULTURA

Unos 60 poetas debaten, bajo el paraguas de Juan Ramón, las posibilidades de la poesía

Alrededor de 60 poetas procedentes de distintos puntos de la geografía española se dan cita en Moguer, bajo el paraguas de Juan Ramón Jiménez, para debatir sobre las posibilidades de la poesía y la literatura en general en los tiempos actuales.

En declaraciones a Efe, el poeta Antonio Orihuela, coordinador del encuentro que se denomina ‘Voces del extremo’ ha precisado que Juan Ramón Jiménez, natural de Moguer, es la figura que “justifica” la reunión de poetas de sitios tan distantes.

Asimismo, ha explicado que el título del encuentro obedece a la “voluntad crítica” que éste tiene desde que naciera hace ya trece años en Moguer, “siempre hay un análisis y debate en torno a las posibilidades de la poesía y la literatura frente a todo lo que está sucediendo en el mundo”.

Orihuela ha destacado que los poetas vienen a este encuentro por “propia voluntad”, en lo que se concibe como “una movilización de ese espíritu que se fraguó en el 15 M pero que estaba antes en muchos sitios y colectivos y por supuesto en la poesía”.

Asimismo, ha resaltado el hecho de que vengan dispuestos a “regalar su poesía” y el que junto a ellos también participen en el encuentro cantaores como Manolo Batista, el Niño de Elche o Cara Oscura o teatreros como Pepe Pérez.

El encuentro se inauguraeste jueves en la Casa Museo Zenobia-Juan Ramón, con la presentación del libro ‘Voces del extremo, antología 1999-2011’ de la editorial Corona del Sur y desde ese momento, durante tres días, tendrán lugar encuentros de poetas y actuaciones de teatro y flamenco que servirán para expresar ese espíritu crítico frente a lo actual desde la cultura.


‘Comiendo Tierra’, de Antonio Orihuela.

Uno de nuestros libros favoritos del autor oriundo de Moguer, Huelva.

Si quieres leerlo, pincha en el siguiente enlace: http://es.scribd.com/doc/100555502/Antonio-Orihuela-Comiendo-Tierra

No sabemos si el libro aún tiene algún tipo de copyright, de serlo, por favor avisarnos para quitar el enlace.

Nos parece muy importante se acerquen a este libro, pero respetamos las posturas de cada editorial sobre los derechos de autor.

Así que si tenemos que quitar el enlace, pues… aprovechar y leer cuanto antes, después ir a buscar el libro y comprarlo!

Equipo Ultramarina.

PD. Aquí el libro “Como nieve en Sevilla o sobre la depresión del 10, con prólogo de Antonio Orihuela: http://issuu.com/symmetric_forest/docs/libro01_ultramarina_comonieveensevilla/1

 

Foto: Iram Martínez.


Autogobierno, nuevo poemario de Antonio Orihuela. #poesia

Oscuros tiempos son éstos que padecemos, en los que se ha recrudecido la explotación, la pobreza, la miseria, la violencia; donde la libertad es tan sólo una mera ilusión, y donde antaño hubo solidaridad y amor en el presente hay poco más que egoísmo y odio. Malos tiempos son estos en los que vivimos la decadencia de Occidente y se escuchan tambores de guerra en Oriente. Frente a este desierto de oscuridad e irracionalidad, nos encontramos, cual oasis, con Autogobierno, todo un hallazgo poético realizado por un arqueólogo del presente como es Antonio Orihuela. Ha escrito numerosos poemarios, algunos ensayos y es coordinador de los encuentros Voces del Extremo. Autogobierno es un poemario que saca a la luz Insomnus, un colectivo cultural sin ánimo de lucro y horizontal, formado por jóvenes amantes de las letras y la libertad. (más…)


Dales amor y puñetazos, TV. Poema de Antonio Orihuela

Tú ya sabes que eres
el lugar donde trascurre su vivir,
su sumisión y sus pocas ganas de protesta,
así que dales un tiro allí,
bárrelos con la escoba si se caen de un andamio aquí,
y al resto déjalos sueltos por la jaula para que canten
y discutan de fútbol,
y triplica los espacios y tiempos de la publicidad
porque nadie como ella
extiende la verdadera utopía del capitalismo,
y multiplica por ocho
el tiempo de la sección de deportes,
y duplica
los concursos donde haya que cantar la ovejita lucera,
bailar con un zombi extraído de la programación de 1980
o recordar el primer apellido de soltera de la mujer del príncipe.

Mejor más películas de acción para que parezca que está pasando algo.

Mejor dales drogas, terrorismo y religión
y nadie se reirá cuando hables de la ley y el orden.

Antonio Orihuela. Todo el mundo está en otro lugar. Ed. Baile del Sol, 2011.


Fragmento de “Moguer – 1936” de Antonio Orihuela

Clica en la imagen para ir al enlace.