Vinculación de dos mundos. Nuevos caminos editoriales.

Mensaje que nos remiten para sumarnos al manifiesto que repudia la muerte de Facundo Cabral

Mientras se ha desarrollado el foro regional sobre prevención de violencia “Armando Paz”. Justo al terminar como cereza en el pastel de la tristeza, uno de los amantes y entregados corazones latinoamericanos. Facundo Cabral, dejó de palpitar en manos de quien sabe que sicarios, a ellos les envio este mensaje:

Con el permiso de otro gran señor, Otoniel Guevara, cito este poema llamado

Defensa Propia

para Arquímides Cruz, en el recuerdo.

Un hombre me amenaza con un arma
Yo lo amenazo con una piscucha

El a lo sumo logrará matarme
Yo
en cambio
podría hacerlo feliz

PRONUNCIAMIENTO DE ESCRITORES Y ESCRITORAS, ARTISTAS DE TEATRO, DANZA, MÚSICA, FOTOGRAFÍA, ESCULTURA Y PINTURA, ANTE EL ASESINATO DE FACUNDO CABRAL EN GUATEMALA

HONRAR LA VIDA
Acaban de matar a Facundo Cabral en Guatemala. Queremos decirle al mundo que lo sentimos profundamente, que no callamos, que nos duele ser el sepulcro del canto y la esperanza. Que nos perdone el mundo entero, porque aquí nos hemos olvidado de ser humanos, y cada día salimos a las calles y caminos a enfrentar la muerte. Que nos perdone el mundo, porque en esta tierra se asesinó a un poeta y su sangre se nos escapó del cuerpo y de las fronteras. El enemigo está dentro, cantaba Facundo. Que por ello nos perdone el mundo. En Guatemala, vivir es un acto de heroísmo cotidiano.
Que nos perdone el mundo, porque un 9 de julio, en un Boulevard que paradójicamente lleva el nombre de “Liberación”, se derramó la sangre de un argentino universal, comprometido con la verdadera libertad. Nosotros, los hombres y mujeres de la poesía, de la palabra, de la música, del teatro, la danza, la escultura, la fotografía y la pintura de Guatemala, exigimos al gobierno de Guatemala justicia para un hombre justo, y honramos la vida de quien la honró, haciendo nuestra la voz de Eladia Blázquez cuando cantaba aquello de “Merecer la vida, no es callar y consentir tantas injusticias repetidas. Es una virtud, es dignidad y es la actitud de identidad más definida. Eso de durar y transcurrir no nos da derecho a presumir, porque no es lo mismo que vivir, honrar la vida”.

 Amigo y maestro Facundo, te adeudamos la ternura, las palabras de aliento y el abrazo y,  sobre todo, la factura que te pasó la vida en nuestra tierra. Pero como nos dijiste alguna vez: “la vida no te quita cosas: te libera de cosas… te aliviana para que vueles más alto, para que alcances la plenitud. De la cuna a la tumba es una escuela; por eso, lo que llamas problemas, son lecciones. No perdiste a nadie: el que murió, simplemente se nos adelantó, porque para allá vamos todos. Además, lo mejor de él, el amor, sigue en tu corazón.”  Estás para siempre entre nosotros.

 

Guatemala, 9 de julio de 2011

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s