Vinculación de dos mundos. Nuevos caminos editoriales.

Nueva entrada en el blog de Alberto Chimal: Libros que son viajes.

En estos días empiezan a abrirse paso dos libros con los que tengo que ver: ambos son viajes, o por lo menos viajan a lugares muy raros: a otra lengua y otro continente.

El primero de estos libros es Three Messages and a Warning es una antología de literatura fantástica mexicana traducida al inglés: historias de una treintena de autores seleccionadas por Chris Brown y Eduardo Jiménez Mayo. Publicada por Small Beer Press, incluye textos de autores que nos hemos interesado de manera constante en las ramas de lo “fantástico” (como Bernardo Fernández Bef, Karen Chacek, Gabriela Damián, Cecilia Eudave, José Luis Zárate, Pepe Rojo, Gerardo Sifuentes y la gran Amparo Dávila) y también de “incursores”, colegas conocidos por su trabajo en otras especialidades (como Agustín Cadena, Claudia Guillén, Yussel Dardón, Bruno Estañol, Liliana Blum, Beatriz Escalante y Óscar de la Borbolla, entre otros).

En esta entrevista, Brown (quien junto con Bef y Pepe Rojo fue un gran animador de incluir en la antología un conjunto tan diverso de autores como fuera posible) dice:

La ciencia ficción mexicana trata lo fantástico como un componente esencial para representar la vida contemporánea [...] Los escritores que hemos reunido vienen de tantas castas culturales que jamás aparecerían juntos en el mismo libro en México. Pero leídos desde la distancia del otro lado de la frontera, creo que es claro que comparten una sensibilidad común.

La palabra casta está traducida literalmente (caste), pero hacerlo así no es impropio: la verdad es que Brown tiene razón y un índice como el de Three Messages and a Warning sería absolutamente impensable entre nosotros. Los prejuicios de nuestra cultura literaria no sólo marginan a la literatura de imaginación, como se sabe, sino que acotan y reducen las posibilidades de reconocimiento de quienes la practican. Realmente hay una sensibilidad común que une a los textos de, por ejemplo, Zárate o Dávila con los de otros antologados (Ana Clavel o Mauricio Montiel Figueiras, por mencionar a dos) a quienes nunca se ha colocado en el gueto de los autores “de subgénero”; pero Zárate sigue siendo más reconocido fuera de México que aquí y Dávila sigue siendo mirada como “marginal” o “rara”. Sólo por esta razón Three Messages and a Warning es una antología importante: da una oportunidad muy valiosa a varios autores talentosos que no la han tenido de su propia cultura y su propio país.
Las notas que han empezado a aparecer sobre el libro (como ésta de Bruce Sterling en Wired, o estareseña de Sara Cohen en Three Percent) discuten los textos sin atender a las jerarquías nacionales, y creo que hay que alegrarse de eso.
Y una alegría adicional, al menos para mí, es que como parte de la promoción del libro tuve la oportunidad de ser grabado en video mientras leo mi cuento “Variación sobre un tema de Coleridge”, que ahora da vueltas por internet con subtítulos.

+info

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.833 seguidores