Vinculación de dos mundos. Nuevos caminos editoriales.

Se estrena “Carmilla” en una versión teatral, en Cd. de México

Basada en el libro homónimo de Joseph Sheridan Le Fanu, “Carmilla” es la primera vez que el Taller de Teatro monta una propuesta teatral de horror gótico. Y si les parece extraño dirigir este tipo de propuesta al público infantil basta abrir la conciencia para darse cuenta del éxito que entre este público tienen series de libros como “Escalofrios” de R.L. Stine o sagas como la de “Corazón de Tinta” de Cornelia Funke, donde la trama esencial abunda en este tipo de sensaciones. Incluso libros que son más bien literatura ligera para adolescentes como “Monster High” o “Ghostgirl” se refieren a este tipo de criaturas y de trasfondo para presentar sus historias.

Al niño entre los 9 y los 12 años le encanta asustarse: ir a los campamentos para salir de noche a gritar, o cuántos cuentos de misterio no se cuentan alrededor de la fogata, o en pijamadas… No en vano las películas más taquilleras entre este tipo de demográfico suelen ser las de monstruos y efectos terroríficos (asi como algunas atracciones de feria). La obra de teatro con más representaciones en la cartelera teatral de México al momento de escribir estas lineas ES una obra de terror: “La Dama de Negro” con más de 17 años de representaciones continuas.

Pero el horror, el auténtico horror literario va más allá del susto barato o la impresión efectista: es una sensación que invade lentamente la conciencia y si bien tal vez no nos haga gritar, nos hace temer con más insistencia, voltear a nuestro alrededor cuando nos sentimos solos, y levanta ese escalofrío justo detrás de nuestra espalda. También es este tipo de horror el que se define más por los personajes que lo viven o lo provocan, y por ello es al que preferimos recurrir para el teatro.

Cuando el coronel Joseph se retiró del ejército inglés, compró una propiedad señorial en Estiria, muy apartada de los centros urbanos y en mitad de la Naturaleza exhuberante y magistral. Ahi lleva a vivir a su hija Laura y con apenas algunos sirvientes (en el libro se mencionan varios nombres, pero por requerimentos de reparto nosotros nos quedamos sólo con la señorita Lafontaine, guardiana y tutora de Laura desde la muerte de su madre cuando ella era muy pequeña).

Un accidente en el camino los ve en la necesidad (¿oportunidad?) de hospedar a una chica que no puede continuar viaje con su madre por una debilidad física muy marcada: Carmilla. Para Joseph cuidar de Carmilla durante varios meses es un tanto una cuestión de honor. Para Laura es una figura impresionante, que pronto se convertirá en su única amiga y su confidente más íntima…

Carmilla sin embargo, guarda un secreto. Algo sucedió en su pasado que la transformó para la Eternidad. Y no quiere pasar en soledad todo ese tiempo. Ha puesto su mirada y atención en Laura, a quien lentamente irá seduciendo para tratar de convencerla en unirse a ella, aun cuando ello signifique la pérdida de su inocencia, de su vida, y la condena de su alma…

Publicado en 1872, este cuento de vampiros es anterior incluso al muy célebre Conde Drácula (quien aparecerá hasta la década de 1890) y si bien hoy su construcción podrá parecernos predecible no debemos olvidar que en esta época se estaba construyendo el género. Muchas de las impresiones que hoy damos por sentadas (que los vampiros deben dormir en su propia tumba, que no pueden entrar a propiedad privada ni suelo sagrado…) surgen de este momento y este tipo de novelas. Siendo el vampirismo un mito que se reinventa cada generación (mencionemos “los muchachos perdidos” la saga de las “Crónicas de Vampiros” de Anne Rice o la de “Crepúsculo” de Meyer como sus iteraciones más recientes) a nosotros nos pareció importante con nuestra puesta en escena remitir a los inicios de esta figura en la literatura.

El elenco de esta ocasión lo conforman:
* Ilse Bonilla Hernández (Carmilla)
* Irene Bonilla Hernández (Laura)
* Sebastián Valero Dorado (Joseph)
* Santiago Valero Dorado  (el general Spieldorf // el Pordiosero)
* Estefania Sesma Palos  (Lafontaine)

La adaptación del libreto y la dirección son de un servidor Ricardo Ayala Arenas, la escenografía y los vestuarios diseño de los mismos integrantes del Taller con ayuda de los padres y madres de familia.

Nuestra versión de “Carmilla” se presenta los domingos 5 y 12 de Febrero del 2012 a las 16:00 en el Salón-Auditorio del Taller Musical. [Roberto Gayol #85 Col. Guadalupe Insurgentes al norte de la Ciudad de México] La entrada es libre aunque por la temática de la obra no es recomendable para menores de 6 años. La duración aproximada de la obra es de 80 minutos.

+info

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s