Vinculación de dos mundos. Nuevos caminos editoriales.

Juan Villoro en Revista Antídoto, Por Óscar Jiménez Manríquez

De niño, Juan Villoro soñó que vestía la camiseta del Necaxa y, entre otras fantasías, imaginó que anotaba un gol de chilena sobre el césped del estadio Azteca. De pronto, con el tiempo, aquel chiquillo que deseaba convertirse en centro delantero para definir con su anotación una victoria de último minuto, dejó el esférico de cuero y se puso a dominar con la pluma.

Se hizo un escritor todo terreno, versátil, con jugadas casi perfectas tanto en la crónica, el ensayo, la novela, el cuento y el artículo periodístico, al grado, que ha sacudido las redes literarias con goles tan diversos como espectaculares: de taconcito, de volea, de tijera, con la testa, y hay quien jura que lo ha visto suspendido en el aire impactando la pelota de chilena.

Destacan, entre sus muchos galardones, el Premio Xavier Villaurrutia 1999 por el libroLa Casa pierde, que reúne 10 cuentos con distintos personajes marcados por la tragedia y su situación desesperada; el Premio Mazatlán de Literatura 2001 por Efectos personales, volumen de ensayos que incluye la agitada estancia de William Burroughs en México; el Premio Herralde de Novela 2004 por El testigo, cuyo protagonista es un profesor que pasa 24 años lejos de su país, al que vuelve para descubrir que el lugar es otro y que él también es diferente; y el Premio Internacional de Periodismo Rey de España 2010 por La alfombra roja, el imperio del narcotráfico, larga y singular reflexión acerca de la violencia e ilegalidad de las drogas.

Su libro Los once de la tribu, una selección de sus mejores crónicas, es ya un clásico del género. A través de la vasta cultura y su mirada tan personal, Juan Villoro narra las emociones de otros y las suyas, sobre distintos fenómenos y personajes que han atrapado el entusiasmo colectivo.

Le gusta la crónica porque le permite salir a la calle y abandonar así el encierro y la soledad que supone la ficción. Por ejemplo, en 1995 disfrutó con el sonido pesado de los Rolling Stones en el Autódromo de la Magdalena Mixhuca y arrancó así su texto: “El mejor instrumento para medir el atraso con que el rock ha llegado a México es la cara de Keith Richards: hoy conoceremos en vivo su cutis de reptil, el más célebre curtido facial de la cultura popular…”

Sin perder su condición de aficionado, en otra de sus entregas periodísticas impresa en el mismo libro, nos lleva casi de la mano hasta su asiento de privilegio en ring side, apenas a un par debajo del cuadrilátero, y es posible escuchar los alaridos de 130 mil mortales, que al interior del estadio Azteca, animan con sus gritos a esa tempestad superligera llamada Julio César Chávez.

Multifacético, simultáneo, disperso, es un escritor que sabe jugar en cualquier parte del terreno y cuyo principal desafío consiste en formar lectores. “Quiero que los personajes de mis libros cobren vida en sí mismos, como en una especie de la transmigración de almas. No me interesa explorar mi yo. Me interesa la literatura para mostrar otras vidas, otras gentes, que es el modo de explorarte a través de ellos, y de los otros…”

Villoro, hijo del filósofo Luis Villoro, ha jugado grandes partidos de futbol y anotado goles de antología, pero sólo mientras está dormido. Su primer libro, La noche navegable apareció publicado en 1980, y tras varios lustros se convirtió al fin en uno de los narradores mexicanos con mayor presencia en el ámbito internacional. Su secreto consiste en chutar con gran sentido del humor, el uso de metáforas que van al ángulo gracias a su buen empeine, y a esa desbordada imaginación en el área chica que le ha llevado a tener un estilo único y especial.

Lee el artículo completo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s